¿Trásfuga es el que se va o el que se queda?

Gabriel Carrión, escritor.
16/03/21 – 13:10.

Cuando ponemos la palabra TRÁNSFUGA en el diccionario de la Real Academia de la Lengua, esta nos dice que dicho término no existe, y nos deriva hacia el término TRÁSFUGA (del Latín transfüga)

Su primera definición es: Persona que pasa de una ideología o colectividad a otra. La segunda: persona que con un cargo público no abandona este al separarse del partido que lo presentó como candidato. Y tercera: militar que cambia de bando en tiempo de conflicto.

Veamos pues. En Murcia quien se ha ido del gobierno que legítimamente firmaron en el inicio de la presente legislatura han sido los miembros de CIUDADANOS. Pero en la reflexión posterior algunos de ellos han decidido no romper dicho acuerdo, por lo cual han sido expulsados. Es decir se han mantenido en su misma ideología y en su mismas colectividad, no han abandonado o se han separado de su propósito inicial, es más han sido expulsados sencillamente por quedarse, castigados por NO SER TRÁSFUGA. No han cambiado de bando, ni se han afiliado, que se sepa al PP. En definitiva han hecho lo que debían, seguir manteniendo y sosteniendo el acuerdo que firmaron en el pasado.

Sin embargo los que se han ido si han pasado de una ideología o colectividad a otra, en busca de cargos, veamos ya se cantaba a bombo y platillo que los “TRÁSFUGAS” iban a ser premiados con la Presidencia de la Comunidad y algunas consejerías. Han cambiado de bando en tiempos de conflicto. Han hecho justo lo que acusan a sus compañeros.

TRÁSFUGA nunca puede ser el que se queda, por mucho empeño que pongan discursos rancios o interesados. TRÁSFUGA siempre es el que se va. Tal vez en Murcia se deberían haber escuchado las palabras de Ignacio Aguado hoy en la primera de TVE: “Soy un hombre de palabra y si firmo un acuerdo lo voy a cumplir”, dando a entender que si se dieran las circunstancias adecuadas volvería a pactar con el PP en los mismos términos en la Comunidad de Madrid.

Seguiré en unos días, cuando el ruido nos esté ya llevando por otros caminos al análisis de lo que ha pasado en Murcia, donde, al parecer la marca de chicle del secretario de los socialistas no era lo suficientemente buena como para permitirle no hacer el ridículo más espantoso. Aunque debo confesar que es, en justa medida, la voz de su amo en Madrid, porque sinceramente, sabiendo lo mal que nos trata la administración central no se como no se ha ido a la capital a pedir explicaciones a quien no siente ni padece: Sánchez. Hoy, sin duda, más feliz porque en el fondo no ha sido Ayuso quien le ha quitado un peso de encima, sino los tres militantes expulsados de Ciudadanos que no han querido servir a los deseos de Ábalos y Arrimadas. Murcia es otra cosa, basta ya de que decidan por nosotros lejos de nuestra tierra.

Para cualquier cuestión: noticiasypalabras@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *